¿Sabes como Reparar las Bisagras de la Puerta?

Cerrajeros Viladecans 24 horas informamos que suele ocurrir que con el constante abrir y cerrar las bisagras llegue a presentar en muchas ocasiones problemas, entre estos podemos encontrar los inconvenientes de los ruidos, llegando esto a ser bastante incómodo y molesto.

Tanto las puertas del hogar como las alacenas de la cocina suelen ser considerablemente utilizadas, muchas veces por día. Entre el apuro con las tareas diarias, y el enorme uso que damos a estas puertas, en muchas ocasiones las bisagras suelen aflojarse y deteriorarse, produciendo ruidos molestos al abrir o cerrar las puertas, también ocasiona el mal funcionamiento en el cierre de las mismas.

Veamos cómo reparar bisagras flojas

1. Ante una puerta o gabinete que rechina, lo principal que debemos hacer es colocarle lubricante en aerosol, insertándolo hacia el interior (ayudándote con el tubo especialmente agregado al envase de venta), en la zona móvil de la bisagra. Te recomendamos, colocar un papel de cocina absorbente por debajo, de esta manera evitaras manchas por el goteo de este lubricante. Posteriormente, dejamos actuar por unos segundos, y procedemos a abrir y cerrar varias veces la puerta, certificando que el ruido haya desaparecido.

2. Puedes substituir este lubricante en aerosol por grasa lubricante para metales. No te aconsejamos que utilices aceites de cocina u otros tipos de grasa, debido a que podrían empastarse y, luego empeorara el problema, ocasionando que la bisagra se endurezca

3. Si el caso es que la bisagra esta floja o suelta, basta con devolverla a su lugar. Para esto, solo debemos ajustar los tornillos con un destornillador adecuado. Si la bisagra está en buenas condiciones, al igual que la puerta, esto será suficiente para reparar el inconveniente.

5. Otro caso, es si las puertas han perdido su estado idóneo como suele pasar con el transcurrir del tiempo. En especial las puertas que son enchapadas, por lo general las de la cocina, se van deteriorando por el desgaste del uso, la humedad y el paso del tiempo. A su vez, esto impide que podamos fijar la bisagra mediante sus tornillos que la sostienen. Si este es el caso, también tenemos una buena solución para recomendarte.

6. Empieza por retirar la puerta, si es una acción posible. Esto va a facilitar el trabajo. Si no puedes desprender la puerta de su marco, puedes ayudarte con topes de madera o algún elemento que te permita apoyarte. Limpia muy bien el sitio de la bisagra. Si te es posible, retira la bisagra por completo, y cepilla con suavidad la madera, para quitar el polvo y las astillas que se desprendan.

7. Para poder solucionar los inconvenientes de las bisagras, o bien los problemas entre los espacios de la misma, te recomendamos recurrir a la masilla que es fácil para trabajar, y de alta duración. Amasa la masilla con tus manos, incorpora los dos componentes, en necesario que quede un color parejo.

8. La masilla resulta sencilla de aplicar, solo es cuestión de que te armes de paciencia, y en primer lugar conozcas lo que estás haciendo, siendo necesario que pruebes el material en tus manos. Si lograste retirar la bisagra, basta que con mucho cuidado cubras la parte deteriorada, siempre que puedas retires también el exceso de la misma, por igual procede a limpiar el área de la superficie evitando que quede masilla sobre esta.

Por último, vuelve a atornillar o instalar la bisagra, habiendo dejado secar la masilla por un lapso no menos de 6 a 8 horas. Listo, tu puerta ya estará como nueva, lista para ser usada a diario, cuantas veces lo necesites y sin sonidos molestos.

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!